martes, 19 de febrero de 2019

Informe Global de la Brecha de Género 2018 y 2017


"Superar los prejuicios, invisibles o no, que nos impiden cerrar la brecha de género
 representa un imperativo económico y moral abrumador".

Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial



Brecha de Género Global 2018: se necesitan 200 años para lograr la paridad salarial



Si en 2017 escribíamos en este post que el Foro Económico Mundial (World Economic Forum-WEF por sus siglas en inglés) había publicado el Índice Global de la Brecha de Género 2017 con unas conclusiones desalentadoras, indicando que la igualdad de género podría tardar un siglo en lograrse, en 2018 los datos siguen siendo deprimentes: "Se han hecho avances, pero el panorama general es inquientante". Esa es la conclusión a la que se llega en el Índice Global de la Brecha de Género 2018, que presenta una imagen clara del estado de los derechos de las mujeres en términos de política, economía y educación.
Si bien en este informe -publicado el 17 de diciembre de 2018- se destaca que 88 de los 149 países encuestados registraron mejoras en el tratamiento de problemas como la brecha salarial y la representación política, también se estima que la brecha global de género tardará más de 200 años en cerrarse.


La desigualdad en términos de participación económica y oportunidades en todo el mundo puede ser abrumadora, pero la brecha de género en términos de empoderamiento económico es aún peor, serán necesarios dos siglos para obtener el mismo sueldo. 
El WEF destaca también cómo las mujeres tienen aún más tendencia a realizar actividades no remuneradas. "Entre los 29 países para los que se dispone de datos, las mujeres dedican, en promedio, el doble de tiempo al trabajo doméstico y otras actividades no remuneradas que los hombres", según el informe. Además, los investigadores encontraron que las mujeres solo tienen el mismo acceso a los servicios financieros que los hombres en el 60% de los países y a la propiedad de la tierra solo en el 42% de los países evaluados.

El dinero solo no cierra brechas. Si bien cuatro países desarrollados -Islandia, Noruega, Suecia y Finlandia-, encabezan el Índice Global de la Brecha de Género 2018, la lista no favorece tanto a los países ricos como uno podría pensar. Nicaragua (5), Ruanda (6), Filipinas (8) y Namibia (10) son países en desarrollo en el top 10, y naciones como estas, que no son ricas, representan casi la mitad de los 30 principales. La mayor economía del mundo, Estados Unidos, ocupa el lugar 51, mientras que Italia se encuentra en el 70. Rusia (75), Brasil (95), China (103) y Japón (110) también ocupan posiciones sorprendentemente bajas.


Otra conclusión a la que se puede llegar analizando el informe es que sigue existiendo un techo de cristal en cargos públicos. Las mujeres son actualmente jefas de Estado en solo 17 de los 149 países analizados, poco más del 11%. "En los últimos 50 años el promedio de permanencia de una mujer como jefe de Estado o primer ministro en los 149 países ha sido de solo 2,2 años", señala el informe. La situación es solo ligeramente mejor a nivel de gabinete, con el 18% de ministras en todo el mundo. En los parlamentos, solo el 24% de los representantes son mujeres. Uno de los países que sobresale en este campo es Ruanda, que tiene la mayor proporción de mujeres en el parlamento del mundo: el 61,3%, eso ayudó a impulsar al país al sexto lugar en la clasificación general.
En cuanto a la salud, el informe señala que la brecha de género en la salud y la supervivencia global casi se ha cerrado. Tomando en cuenta la esperanza de vida y el acceso a la atención médica, en todos los países estudiados, excepto en tres: Kuwait, Bután y Bahrein, las mujeres viven ahora más tiempo que los hombres.


Las barreras educativas siguen siendo altas en algunos países. Según el WEF, 44 países mostraron una tasa de analfabetismo femenino superior al 20%. El país con peor desempeño fue Chad, donde solo el 13% de las mujeres pueden leer o escribir.
Sin embargo, la brecha de género en la educación global podría erradicarse en 14 años, más rápido de lo que se pensaba. No obstante, sigue habiendo inquietudes con respecto a las tasas de inscripción en general: en promedio, el 65% de las niñas y el 66% de los niños se han matriculado en la educación secundaria a nivel mundial, pero la proporción para la universidad o la educación terciaria se reduce al 39% de las niñas y al 34% de los niños.
"Este hecho exige objetivos más ambiciosos para desarrollar mejor el capital humano, tanto para mujeres como para hombres", señala el informe.

Puedes leer el artículo completo en:

Descarga el archivo PDF con el informe en inglés, en:

.  .  .

Brecha de Género Global 2018: comparativa por países



Este informe, que se presentó por primera vez en 2006, se utiliza para entender en qué medida están distribuyendo sus recursos y oportunidades de forma ecuánime entre hombres y mujeres en los 149 países que analiza, para así poder compararlos. De nuevo, en el informe de 2018, Islandia ocupa el primer lugar, le siguen Noruega, Suecia y Finlandia. En los últimos puestos del ranking, los países en los que existen mayores diferencias entre hombres y mujeres son Chad, Pakistán y Yemen.

Puedes verlo completo en:

.  .  .

Brecha de Género Global en España: Comparativa 2006/2018. La brecha de género se mantiene


Tabla con las puntuaciones obtenidas por España en los últimos años

Según el índice de la brecha de género que analiza la división de los recursos y las oportunidades entre hombres y mujeres en 149 países, midiendo el tamaño de la brecha de dicha desigualdad de género en la participación en la economía y el mundo laboral cualificado, en política, acceso a la educación y esperanza de vida, España tiene una brecha de género del 74.6%. Con ese porcentaje, se sitúa en la posición 29 del ranking. Las diferencias entre hombres y mujeres se mantienen respecto al pasado año, y no son muy grandes si las comparamos con las del resto de los países analizados.

Puedes verlo en:


Brecha de Género Global 2017: la brecha global de género tardará cien años en cerrarse


Como cada año por estas fechas, el Foro Económico Mundial (World Economic Forum-WEF por sus siglas en inglés) ha publicado el Informe Global de la Brecha de Género, en esta ocasión correspondiente al presente año 2017, y de nuevo las conclusiones no podían ser más desalentadoras: La igualdad de género podría tardar un siglo en lograrse.
El Informe Global de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial se presentó por primera vez en 2006, con la finalidad de medir la magnitud de la brecha entre mujeres y hombres en términos de salud y supervivencia, educación, economía e indicadores políticos.
Este índice se utiliza para entender en qué medida se están distribuyendo los recursos y oportunidades de forma ecuánime entre hombres y mujeres en los 144 países que analiza, para posteriormente poder compararlos. En concreto, se analizan las siguientes áreas:
  • Participación económica y oportunidad: salarios, participación y empleo altamente capacitado.
  • Educación: acceso a niveles de educación básicos y más elevados.
  • Participación política: representación en las estructuras de toma de decisiones.
  • Salud y supervivencia: expectativa de vida y proporción hombres-mujeres.
.  .  .

¿Cuál es la brecha de género en 2017 (y por qué se está ampliando)?


La brecha entre hombres y mujeres en salud, educación, política y economía 
se ha ampliado por primera vez desde 2006

El mundo está siendo privado de un gran recurso sin explotar. Así lo dice Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, en el lanzamiento del Informe Global de la Brecha de Género de 2017.
A pesar del lento pero constante progreso realizado en la igualdad de género en la última década, 2017 no fue un gran año. De hecho, la brecha entre hombres y mujeres en la salud, la educación, la política y la economía se amplió por primera vez desde que comenzaron los registros en 2006.
Dado que el informe mide la diferencia entre mujeres y hombres que se refleja en los logros o actitudes sociales, políticos, intelectuales, culturales o económicos independientemente de los niveles generales de ingresos, algunos países relativamente pobres pueden tener un buen desempeño en el índice. Tanto Ruanda como Nicaragua se encuentran en el top 10, por ejemplo, mostrando cómo estos países distribuyen sus recursos y oportunidades relativamente bien.


Los diez países con menor brecha de género del los 144 analizados en este Informe
Pero hay una notable ausencia de cualquiera de las principales naciones industrializadas del mundo, el llamado G20, dentro del top 10, que muestra que el poder económico no es necesariamente una receta para una mejor igualdad entre los sexos. Islandia ha sido el país con mayor igualdad de género en el mundo durante nueve años, formando parte de una tendencia de los países nórdicos. En promedio, los 144 países en el informe casi han cerrado la brecha en los resultados de salud y logro educativo.
Los países deben prestar atención a la brecha de género no solo porque esa desigualdad es intrínsecamente injusta; también porque numerosos estudios sugieren que una mayor igualdad de género conduce a un mejor desempeño económico. El informe cita estimaciones recientes que sugieren que la paridad económica de género podría agregar $ 250 mil millones adicionales al PIB del Reino Unido, $ 1,750 mil millones al de Estados Unidos y $ 2,5 billones al PIB de China. Con la tasa de progreso actual, la brecha global de género tardará cien años en cerrarse, mientras que la brecha en el lugar de trabajo no se cerrará en 217 años. Es una brecha que el mundo no puede permitirse ignorar.


Puedes leerlo en:




Descargar en PDF el Informe Global de la Brecha de Género 2017 completo en:

Consultar el Post correspondiente al Informe Global de la Brecha de Género 2016 en nuestro blog:

.  .  .

RELACIONADO:
La razón por la cual Islandia ocupa el primer lugar en igualdad de género


Para las y los islandeses, es motivo de orgullo ocupar el primer puesto en el Índice Global de Brecha de Género del Foro Económico Mundial por noveno año consecutivo. El puesto es una confirmación de los éxitos logrados en las últimas décadas e inspira para continuar trabajando para lograr la igualdad total de estatus, influencia y poder de hombres y mujeres.
¿Cuál es el secreto del éxito de Islandia? ¿Cuáles son las lecciones aprendidas?
La igualdad de género no se produce por sí sola. Requiere la acción colectiva y la solidaridad de las defensoras de los derechos humanos, la voluntad política y herramientas como la legislación, el presupuesto de género y las cuotas.
Islandia, a pesar de ser una isla, no está aislada del progreso hacia la igualdad de género. Como ocurre en todo el mundo, el progreso incremental puede atribuirse en primer lugar a la solidaridad de las defensoras de los derechos humanos que desafían y protestan contra el monopolio del poder en manos de los hombres y el poder de los hombres sobre las mujeres.
En segundo lugar, el éxito se puede atribuir a que las mujeres asumen el poder y crean alternativas a las “verdades” dominantes masculinas y hacen visibles las realidades invisibles de las mujeres, sobre todo las prácticas discriminatorias, incluido el acoso y los abuso sexuales.
Por último, el progreso de Islandia se puede atribuir a que las mujeres y los hombres comparten el poder como responsables de la toma de decisiones y gradualmente tienen más hombres que apoyan el toma y daca de la igualdad de género.
Como tal, el caso islandés no es nada excepcional. Ha sido influenciado por corrientes culturales, políticas, religiosas, sociales, académicas y económicas que han llegado a la costa y han sido cultivadas y creadas en el país.

Merece la pena leerlo completo en:
Tribuna Feminista
. . .


¿Cuales son las principales conclusiones del Informe global sobre brecha de género 2017?



La edición de este año del Índice Global de Brecha de Género no muestra nuevos participantes en su lista de los 10 principales, ha habido notables cambios de rango. Los primeros puestos continúan siendo propiedad de los países más pequeños de Europa occidental, en particular los países nórdicos que ocupan los tres primeros puestos, con dos países de la región de Asia oriental y el Pacífico, un país de la región del África subsahariana, un país del latín América y la región del Caribe, y un país de la región de Europa oriental y Asia central también representado. Todos menos tres países en el Top 10 del Índice han cruzado el umbral para cerrar más del 80% de su brecha de género en general, frente a cinco, tanto el año pasado como en 2015.
A nivel mundial, en 2017 cuatro regiones tienen una brecha de género remanente de menos del 30%, dos de las cuales están cruzando este umbral por primera vez este año.
Con respecto a las tendencias actuales, la brecha global de género en general puede cerrarse en exactamente 100 años en los 106 países cubiertos desde el inicio del Informe, en comparación con los 83 años del año pasado. Las brechas de género más desafiantes permanecen en las esferas económica y de salud. Dado el continuo aumento de la brecha económica de género, ahora no se cerrará por otros 217 años. Sin embargo, la brecha de género específica de la educación podría reducirse a la paridad en los próximos 13 años. La dimensión política tiene actualmente la mayor brecha de género y también es la que muestra el mayor progreso, a pesar de una desaceleración en el progreso este año. Podría ser cerrado dentro de 99 años. La brecha de género en materia de salud es mayor de lo que era en 2006.
Si bien todas las regiones del mundo registran una brecha de género más estrecha que hace 11 años, se seguirán necesitando más esfuerzos para acelerar el progreso. Al ritmo actual de progreso, la brecha global de género global puede cerrarse en 61 años en Europa Occidental, 62 años en Asia Meridional, 79 años en América Latina y el Caribe, 102 años en África Subsahariana, 128 años en Europa Oriental y Asia Central, 157 años en el Medio Oriente y África del Norte, 161 años en el este de Asia y el Pacífico, y 168 años en América del Norte.

Puedes leerlo completo en:
Tribuna Feminista

No hay comentarios:

Publicar un comentario